Metro Río busca estrategias y alianzas para frenar la caída de usuarios

Metro Río busca estrategias y alianzas para frenar la caída de usuarios

Metro Río está buscando socios, como empresas de furgonetas, taxis o bicicletas, para aumentar la capilaridad del servicio y desarrollar estrategias que contribuyan a frenar la caída de usuarios de este transporte público que, en el primer trimestre de 2017 ha registrado un descenso de 17,6 por ciento. Según el operador, los esfuerzos se están centrando en los recorridos de los usuarios desde sus domicilios y las estaciones y viceversa.

 Con un plan estratégico que pone el foco en los recorridos de los usuarios entre las estaciones y sus domicilios, Metro Río quiere hacer frente y revertir el proceso de pérdida de usuarios que empezó tras la celebración de los últimos juegos Olímpicos. Fuentes del operador han asegurado que están abiertos a llevar a llevar a cabo alianzas con taxis, autobuses o bicicletas con tal de conseguir su objetivo.

Esta estrategia de alianzas que Metro Río está intentando crear, es una opción que va tomando fuerza desde el pasado año a través de acuerdos con empresas de alquiler de vehículos, para alquileres gratuitos; con cooperativas de furgonetas, para atender a usuarios residentes en las comunidades de Rochinha y Vidigal; o el más reciente que se ha llevado a cabo con una empresa de transporte que dispone de taxis y coches.

En el Carnaval de este año, la concesionaria puso a la venta una tarjeta que daba derecho a cuatro viajes de metro por día en cinco días consecutivos, además de descuentos para utilizar en un servicio de transporte con coche particular. 

Comparativa

Con tres líneas y 41 estaciones, el metro carioca todavía tiene una capilaridad restringida, cuando se compara - por ejemplo - con el de otras capitales suramericanas con menos habitantes. Transporta una media de 860.000 pasajeros por día laborable, casi tres veces menos en comparación con el metro de Santiago. Y un cuarenta por ciento menos que la media diaria registrada en 2016 por los usuarios del metro de Buenos Aires.

 

Fuente: https://www.vialibre.org/noticias.asp?not=23260&cs=inte

 

 

Adjuntos