QUOVADIS MERCANCIAS- Tecnología al servicio de la multimodalidad

QUOVADIS MERCANCIAS- Tecnología al servicio de la multimodalidad


El objetivo es simple: transportar mercancías de un lugar a otro. Pero… ¿Cómo se pueden combinar los diferentes sistemas de transporte para reducir costes para el cliente y para el medio ambiente? ¿Cómo puede ayudar la tecnología a generar una auténtica red multimodal? Railgrup buscó las respuestas durante la jornada Quo Vadis Mercancías. Y las encontró. 

No es nada extraño ver un contenedor en un puerto, o en un camión o en un tren. La combinación más inteligente de estos medios y de los que puedan llegar permitirá reducir los costes y los plazos del transporte y, por supuesto, el impacto sobre el medio ambiente. Esto es la multimodalidad y sobre estos ejes giró la jornada Quo Vadis Mercancías impulsada por Railgrup en el marco del Salón Internacional de la Logística (SIL 2018).

El debate no es, en absoluto, menor. En el año 2015 se transportaron 3.5 billones de toneladas-kilómetros de mercancías entre los 27 países de la Unión Europea. La mitad de ellos por carretera, el 32% por mar y el 12% por ferrocarril. Es una cifra impresionante y que obliga a reflexionar y a buscar herramientas tecnológicas que analicen y diseñen las mejores redes multimodales para llevar la mercancía a su destino. Y más ante un escenario de crecimiento extraordinario del e-commerce y de globalización del mercado.

La digitalización del transporte de mercancías es el primer e indiscutible reto a afrontar. Defendió esta idea Candice Lizé, la responsable de Estrategia y Sostenibilidad de GreenFlex. Lizé ha subrayado que los retos del sector logístico son la agilidad, la flexibilidad, la personalización, la innovación en el servicio, la anticipación y, finalmente, la optimización de la cadena de suministro. Y ha alertado que la tecnología no es el objetivo, sino la herramienta para conseguir la integración de sistemas para promover la intermodalidad. 

Otra novedad que puede beneficiar de forma sustancial la multimodalidad en el transporte de mercancías es el llamado blockchain, una tecnología de transferencia de datos digitales totalmente segura y transparente. Gonzalo Cuatrecasas, consultor de Negocios Digitales de Light Eyes, ha explicado ejemplos de aplicación de blockchain al transporte de mercancías  poniendo en valor las particularidades de este sistema: democratización de los datos, confianza en las transacciones, eficiencia del ecosistema y, finalmente, valor al negocio.

Con Terminal Marítima de Zaragoza (tmZ) ha llegado el momento de ver un ejemplo práctico de estación multimodal. Se trata de una extensión de los puertos pero con la singularidad que está ubicada a 250 kilómetros del puerto más cercano. tmZ desarrolla prácticamente las mismas actividades que los puertos y fue diseñada con el objetivo de crear una cadena logística eficiente para promover el comercio exterior. El director de esta plataforma logística, Ramón Adé, ha detallado su funcionamiento y lo que es aún mejor, su gran crecimiento en los 17 años que lleva operando.

Esta visión conjunta de transporte marítimo, ferroviario y por carretera ha sido certificada por Jordi Torrent, Jefe de estrategia del Puerto de Barcelona y responsable del Puerto en red. En un caso de éxito muy explícito, Torrent ha explicado como un contenedor que llega al puerto de Barcelona un sábado por la mañana se va en tren de mercancías hasta Madrid un domingo por la mañana y por la tarde ya está en el centro de distribución de la empresa gracias al transporte por carretera final. Y el lunes la compañía ya puede distribuir su mercancía por sus puntos de venta. El “canal frío” y la cadena de suministros para la industria de la automoción, han sido otros ejemplos muy elocuentes sobre los beneficios de la multimodalidad.

La jornada se ha cerrado con un debate moderado por el clúster manager de Railgrup, Ignasi Gómez-Belinchón.      

 

 A continuación os adjuntamos las presentaciones de toda la jornada: